Desarrollo Personal December 16, 2019

Cómo desarrollar su plan de aprendizaje personal para 2020

- Por Anna Papadopoulou, Training Consultant

¿Por qué debería crear un plan de aprendizaje personal? Soy una persona a la que le encantan los retos: por eso, a menudo tengo la sensación de no tener suficiente con una vida para explorar todo lo que me interesa. También tengo la sensación frecuente de que mi zona de confort es el lugar más aburrido del mundo. Esta mentalidad es la que alimenta muchos de los objetivos en mi carrera profesional. Para perseguir estos objetivos, tengo que ampliar fronteras y establecer nuevos planes de aprendizaje.

Mi recompensa se traduce en experiencias laborales interesantes, una red profesional diversa con amistades consolidadas y duraderas y, por último, en periodos prolongados de satisfacción profesional. La satisfacción profesional (signifique lo que signifique para cada uno) depende a menudo de que encontremos la fortaleza interior para planificar las estrategias de mejora y puesta al día de nuestras competencias. ¿Sabía que, antes de convertirse en un escritor famoso, Stephen King trabajó como conserje? ¿Y que, antes de que Giorgio Armani captase la atención de todo el mundo con sus creaciones de alta costura, fue médico?

Tome el tiempo de reflexionar y planificar

Tanto si desea preparar su próximo ascenso laboral como buscar nuevas oportunidades o simplemente disfrutar de una mayor satisfacción laboral, regálese primero una hora de su tiempo para reflexionar sobre este punto. Después, siga los pasos que le indicamos a continuación para preparar a conciencia el diseño de un plan de aprendizaje personal.

Visualice

Hágase esta pregunta: “¿Dónde quiero estar en el futuro y qué quiero lograr?” Elabore una lista de todo lo que le apasiona en esta nueva perspectiva de futuro. Empiece por poner por escrito sus pasiones. No olvide los aspectos prácticos que pueda dar por sabidos, como por ejemplo las necesidades que satisfará cuando logre su objetivo (un aumento de sueldo, la satisfacción personal, etc.). Eso le permitirá mantener la motivación si pierde la esperanza y comienza a desviarse de su plan inicial. ¿Está preparado?

He aquí algunas sugerencias que le ayudarán a dar forma a su visión:

• Ponga por escrito todas sus reflexiones.

• Prepare el escenario más ventajoso para sus intereses. En esta fase, no se deje invadir por una sensación de duda que le impida ponerse en marcha. Actúe con realismo, por supuesto, pero no se ponga límites.

• Asegúrese de que la visión que cree para sí mismo esté en línea con su visión y su misión vital. Imagine que el día que cumple 80 años da una fiesta; piense que allí acudirán todas las personas en las que, de un modo u otro, ha influido. Cuando se levanten para brindar, ¿qué le gustaría que dijesen sobre usted? Ese es el significado que usted desea para su vida.

1. Profundice en la propia conciencia

La vida es como un juego de ajedrez. Para ganar hay que hacer algún tipo de movimiento. No obstante, antes de cualquier movimiento, usted tiene que saber exactamente cuál es su posición y la de la otra persona. Por lo tanto, en esta fase deberá evaluar su situación actual. ¿Cómo se hace eso?

• Recupere las evaluaciones que haya realizado recientemente (psicométricas, 4LS, 360ο, etc.), vuelva a analizar los resultados y evalúelos en función de su objetivo. No ponga el foco únicamente en las áreas de mejora. Detecte sus puntos fuertes e intégrelos en su plan de modo que jueguen un papel ventajoso.

• Vuelva a leer sus evaluaciones de rendimiento y profundice tanto en sus áreas de mejora como en sus fortalezas.

• Pida opinión a personas de su círculo de confianza, sin perder de vista su propio objetivo.

• Busque a alguien que refleje la clase de persona en que quiera convertirse. Investigue cómo llegó a la situación en la que está. Si se trata de alguien famoso, probablemente encontrará información en Internet. Otra de las opciones es realizar un seguimiento en las redes sociales (por ejemplo, en LinkedIn) de “modelos de conducta” que encajen en sus criterios. Puede incluso contactar con estas personas y pedirles que le trasladen una visión práctica; cabe la posibilidad de que demuestren interés en convertirse en mentores de alguien que les admira.

2. Defina objetivos de aprendizaje concretos

Un objetivo sin un plan concreto solo es un deseo; asegúrese por lo tanto de establecer objetivos inteligentes. Puede utilizar el modelo SMART clásico y convertirlo en SMARTER, es decir, en un modelo aún más inteligente: las iniciales indican cómo deben ser estos objetivos.

• La S hace referencia a la necesidad de establecer objetivos específicos, pero al mismo tiempo que sean lo suficientemente sencillos como para que un niño pueda entenderlos. La M hace referencia a que los objetivos tienen que ser medibles, tangibles, a través de métricas realistas.

• Además, tienen que ser Alcanzables, Relevantes y con un Tiempo fijado. Asegúrese de que, al final de este proceso, haya creado un plan de acción que incluya medidas concretas, un calendario y personas implicadas (por ejemplo, jefe, colegas profesionales, mentor, etc.).

• Tenga también estos objetivos a mano, que estén visibles en algún lugar donde usted (y a lo mejor otras personas) puedan verlos. El hecho de dar a conocer sus objetivos a otras personas le permitirá incrementar su sensación de compromiso. Es posible que también reciba respuestas que pueda emplear para motivar su deseo de tener éxito.

• Por último, Evalúe periódicamente estos objetivos (por ejemplo, cada semana); es importante no omitir este paso, así que le recomendamos añadir esta tarea a su calendario.

• Y, si es necesario, Reajústelos. Eso implica probar distintas estrategias que le vayan acercando a sus objetivos. Ahí radica la importancia de realizar una evaluación constante y periódica. Si no lleva a cabo una evaluación de sus objetivos, no podrá medir sus progresos.

3. Busque los recursos adecuados para usted

¿Cuál es el estilo de aprendizaje que encaja mejor con sus necesidades? ¿Qué nuevas prácticas puede empezar a practicar? Personalmente, me gusta aprovechar el tiempo que dedico a correr en el gimnasio para escuchar seminarios online y podcasts. Es una manera de incrementar mi interacción con ambas actividades y de integrar los conocimientos adicionales que necesito. Entre los recursos interesantes que puede añadir a su plan de aprendizaje se encuentran libros, publicaciones, revistas del sector, charlas TEDx, seminarios online, Youtube, mentores, especialistas en formación, conferencias, programas formativos, comités o equipos de trabajo especializados.

Llegados a este punto, debería estar en condiciones de crear su propio plan de aprendizaje. Recuerde que ceñirse a este plan va a suponer su primera dificultad y que el camino hacia el éxito está plagado de fracasos. Considere estos fracasos como oportunidades para empezar de nuevo, dejar atrás las excusas e intentarlo con más determinación si cabe. Antes de que Walt Disney fuese unánimemente considerado como el hombre que redefinió la infancia en todo el mundo, fue despedido del periódico Kansas City Star porque, en palabras de su director, “carecía de imaginación y no aportaba buenas ideas”. Pero como él mismo dijo sobre el hecho de no rendirse jamás: “¡La única manera de empezar algo es dejar de hablar de ello y empezar a hacerlo!”


Tenemos ganas de escucharle.

Si tiene alguna duda acerca de un servicio específico de Krauthammer, le pondremos en contacto con la persona que le podrá responder.